lunes, 10 de febrero de 2014

La maldición del ojo avizor con el diseño

Una de las características dolientes que un gestor cultural presenta, es su adicción a la observación de todas las señales, folletos, tipografías, diseño compositivos, en todos los actos a los que acude o folletos que llegan a sus manos. Como bien dice, Emilio Torné, es una especie de castigo, dado que ya no vas a ver las cosas de una forma inocente fijándote sólo en el contenido, sino que vas a intentar analizar y buscar fallos y bondades en todo lo que veas impreso.

Así, nos encontramos ante casos en los que el alineamiento a la izquierda, sin justificado, (llamado "en bandera") conlleva la necesidad de separación de palabras para que no queden demasiados huecos en blanco. Pero hay veces que se encuentran desastres como el de la figura.

Alineamiento en bandera, con partición de palabra y huecos estridentes

Por otro lado, me pareció original, por ejemplo, el folleto de la colección permanente del Museo Casa de la Moneda (Madrid) basándose en la forma circular de una moneda y con el contenido interior del texto adaptado a la forma con longitudes irregulares.

Portada folleto Museo Casa de la Moneda - forma circular

 Interior del folleto - organización de la información

Detalle de la longitud irregular de las líneas sin cortar palabras

No obstante, si nos fijamos en el texto, observamos que hay palabras resaltadas en negrita + cursiva, cosa que es redundante pues con un sola forma de resaltado (o negrita o cursiva) sería más que suficiente. O que en la portada, el título en blanco necesita de una sombra para trampear y mejorar su legibilidad. En fin, que siempre se van a encontrar errores ortotipográficos y de diseño. ¡Es una maldición!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada